miércoles, 22 de febrero de 2017

The beauty of textures

A todos aquellos, entre los cuales me incluyo, a los que les gustan los interiores rústicos que han ido envejeciendo de manera natural y que con el paso del tiempo se han vuelto más bellos, estoy segura de que les gustará también esta pequeña casa de campo. La pátina increible de las paredes, las diferentes texturas de muebles, telas y vajillas, la paleta de color o los juegos de luces y sombras invitan a disfrutar de los pequeños placeres de la vida con los cinco sentidos...













No os perdáis el reportaje completo "The beauty of simplicity" en el blog alemán Kraut-Kopf

Vía: Turbulences déco. Un blog que me encanta porque siempre aporta su interesante punto de vista respecto a todas las historias que comparte. Os lo recomiendo.





miércoles, 8 de febrero de 2017

Australian homes #2

Ya estamos de vuelta con más interiores australianos. En este caso el estilo es un poco diferente, y de nuevo me ha costado decidirme, pero ahí van unos cuantos ejemplos de interiores llenos de color y cada uno con estilo propio.
Para empezar, la casa de Poppy y Scott que han sabido hacer de su hogar un escaparate ideal para mostrar las preciosas creaciones de su tienda-taller Pop & Scott. Me gustan las lámparas, alfombras, sofás... La verdad es que me gusta todo...









En segundo lugar, la casa de Sonia Post cerca de Melbourne. Me gusta su estilo mid-century bien definido (incluida la fachada) y toda la colección de muebles de estilo escandinavo o de bambú...










Y por último una casa junto al mar. La de  Chris y Arabella construida con materiales reciclados. Me gustan muchas cosas, como por ejemplo el suave tono pastel de la cocina, las labores de patchwork y petit point (en especial el cojín del caballo) y por supuesto la foto de los abuelos...







Los post completos de las tres casas: Aquí, aquí y aquí

Y muchas más casas australianas en -->




domingo, 5 de febrero de 2017

Australian homes #1

Los interiores australianos tienen un halo especial. Tanto si se trata de antiguas y grandes casas, como si son construcciones modernas o pequeños bungalows, siempre me transmiten la misma sensación de libertad. 
Disfrutando un poco con el blog The design files, me resultaba tan dificil elegir una de ellas, que he pensado que van a ser varias.
Hoy nos quedamos con interiores acogedores y para nada minimalistas...
Para empezar, la casa la interiorista Amanda Henderson-Marks en Melbourne. Una atmósfera sutil y sosegada, llena de texturas, toques étnicos y tonos suaves. Irradia mucha serenidad ¿no os parece?









La segunda, es una antigua oficina de correos rural que data de 1860 y que la arquitecta  Natasha Morgan ha convertido en una casa familiar que te engancha a primera vista por su humor y por su fuerza. Se nota que está decorada por instinto y sin reglas preestablecidas. Predominan los muebles de maderas oscuras pero no resultan nada serios entre tanto blanco y tanta espontaneidad...









Y la tercera y última por hoy es la cabaña de Kara Rosenlund fotografiada una y mil veces pero siempre igual de inspiradora...











Continuará...